La primera vez que oír hablar del concepto Growth Hacking fue coincidiendo con la semana de internet que se celebró en Palma y a través de Pol Valls, experto en la materia, que estuvo presente en un evento organizado por Palma Activa, pudimos entender la base del método.

De entre todas las palabras que se dijeron una de ellas me llamó la atención.                                                           “Generar leads hacia tu marca, empresa o proyecto de forma gratuita”

Una vez escuché esto me interesé más por el tema con la intención de profundizar y descubrir que había detrás, y sobretodo conocer la estrategia que lo definía para ver posibilidades de aplicarlo en mi proyecto.   Para ello cabía primero entender los conceptos prácticos para usarlos como método y que fueran funcionales para mi y para las estrategias de clientes.

Lo primero que descubrimos es que este método era de uso muy común y muy establecido en USA y como estrategia de un porcentaje elevado de Start-Ups que allí han surgido en las últimas décadas.

EL profesional del Growth Hacking es multidisciplinar y tiene en cuenta multitud de referencias, datos, sean off line o on line, los evalúa y los analiza. Tiene en cuenta que el contenido es la base de la estrategia y bajo la funcionalidad de la métrica valora qué estrategias futuras pueden ser útiles para llegar más y mejor.    El Growth Hacking investiga, mira la competencia, es creativo y busca en la competencia que estrategia puntuales han servido para tomar nota. Participa en foros, comunidades, extrae conclusiones y plasma la parte, el núcleo el foco para conseguir los leads, seguidores o fan que ayude a convertir un usuario en cliente.

Alrededor del Growth Hacking se ha creado una grandísima comunidad que comparte, que compara y que da valor a esta herramienta que sirve como red de profesionales con foros y comentarios acerca del uso de este método.

La pregunta que nos viene a la cabeza en este momento es la comparativa entre Inbound Marketing y Growth Hacking. La diferencia entre ambas pudiera ser que la primera es una técnica o sumas de técnicas dentro del marketing que te permite llegar antes economizando tiempo y dinero y la segunda una estrategia en sí misma, con base en análisis y métrica de flujos de contenido, propios o de otros. En sí creemos que la suma de ambos puede dar como resultado éxito en el planteamiento de tu “yo” como marca o empresa